EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS…O SÍ?

Esta mañana he leído la noticia de la pena impuesta a un padre por grabar a su hija. Me he quedado sorprendida, muy sorprendida mejor dicho.

¿El fin justifica los medios? Parece que no, ni aunque el fin sea bueno. Está claro que todo el mundo tiene derecho a la intimidad, pero este padre no estaba grabando a su hija ni para comercializar las imágenes, simplemente intentaba ayudar a su hija enferma. No podemos olvidar que la bulimia (como la anorexia) es una enfermedad y de las más peligrosas que hay porque es algo que nunca aceptará el enfermo. Ni lo aceptará ni aceptará ayuda.

¿Tan malo es que un padre intente ayudar a una hija? ¿Las formas no eran las correctas? Quizás no, pero que se ponga el juez en lugar de este padre… todo por intentar que una hija no pase por el calvario de esa enfermedad. Vale, las leyes son las leyes, son inalterables, son rígidas, pero tendrían que mirarse los casos particulares. No es lo mismo que un marido ponga una cámara para ver si su mujer le pone los cuernos que el caso de este padre, a mi parecer, claro. Yo no soy una de esos jueces tan inteligentes…

Y no es solo el año de cárcel (que no es poca cosa), además estará 5 años sin ver a sus hijas. Si ha sido capaz de llegar a poner una cámara en el baño es porque quiere a sus hijas, y se preocupa por ellas. Y también tendrá que pagar 3000 € por daños morales a sus hijas. ¿Y el daño moral que se está auto-impartiendo la hija y que provoca en la família? Como ya he dicho antes, este tipo de enfermedades, como la droga es algo que destroza familias. No es algo que pueda medicarse, curarse y rezar porque no vuelva a reproducirse. Es algo que el enfermo no admite, no cree que sea una enfermedad y ¿si no estás enfermo, de qué vas a curarte? Es el resto del mundo que se equivoca.

No sé si el padre quería las grabaciones sólo para reafirmar sus sospechas, para llevarlas a un médico, o simplemente para que la hija se viese a si misma y reaccionase. Si mis padres me hubieran enseñado una imagénes mías haciendo eso, sólo por la vergüenza de ver donde había llegado, hubiese reaccionado.

Anuncios

9 comentarios

Archivado bajo vida

9 Respuestas a “EL FIN NO JUSTIFICA LOS MEDIOS…O SÍ?

  1. Marta

    Mmmm… La anorexia no es más que la punta de un iceberg. Es decir, la chica podría serlo y él sospecharlo, pero lo realmente grave es que se llegue a ese extremo.

    La noticia no es demasiado clara. Detras de una anorexia hay una pobre autoestima, un nivel de autoexigencia o exigencia muy alto, un desprecio por el propio cuerpo, una soledad, problemas que aparentemente no existen… y finalmente desembocan es esto.

    La anoréxica pide ayuda , pero rara vez es escuchada. Hasta que se llega a la obviedad. Pérdida de peso, desinterés por la comida, etc, etc…

    Pero las personas, siempre, por encima de todo, tienen que conservar su dignidad. Aparte de vomitar, la chica, y la familia harían otras cosas en el baño.

    Si esta chica tenía la autoestima por los suelos ahora se la tendrán que recoger con palas, pero bueno, asi supo su padre que era anoréxica y la pusieron en tratamiento. La vio vomitar.

    Y todo lo demás que vio, y lo demás que no vio?

    Ole por él.

    • Mònica

      El principal problema es que la grababa en el baño y como tu has dicho en el baño a parte de vomitar haría otras cosas (y la hermana también). Pero supongo que el resto de la cinta la pasaría rápido, a mi al menos me demustra que es un padre que se preocupa por sus hijas.
      Y si en vez de anoréxica, era bulímica, todavía lo tenía más dificil para descubrirlo.
      Quizás la pena de un año no tenga que cumplirla si no tiene antecedentes, pero ¿y los 5 años que no va a poder ver a sus hijas???

  2. La verdad es que me veo un poco dividida ante esta noticia, por una parte, como madre, entiendo perfectamente que este hombre actuara de esa forma, no sé si yo llegaría a hacerlo, pero puedo entenderlo. Como persona … no soy tan comprensiva, sinceramente, reconozco que quizá peco de ser demasiado celosa de mi intimidad y, si me lo hicieran a mi … creo que la montaría bien gorda.

    La polémica esta servida.

    Besos

    • Mònica

      Es evidente que todos tenemos derecho a la intimidad. Nadie, aunque sea por un bien, tendría que filmarnos, ni leer nuestros mensajes al móvil ni espiar nuestro correo, pero a veces es comprensible.
      A grandes males, grandes remedios.

  3. Marta

    A ver, si es que es muy sencillo; es que esta familia no hablaba?

    De los miles de casos de anorexia que se producen cuantos se descubren asi? ninguna anoréxica reconoce su enfermedad, se siente feliz adelgazando, castigando su cuerpo.

    Por qué el padre no escuchó a su hija cuando estaba deprimida? por que no le dijo a un psicólogo simplemente,”sospecho que mi hija se provoca el vómito” ?

    Ellos son expertos en evaluar “sospechas” mediante métodos menos humillantes, como terapias, tests de conducta.

    Insisto, si la chica llegó a ser anoréxica, en vez de filmarla, quiza debería haberla caso antes. Cuantas veces se pide ayuda y la gente pasa…

    Hasta que el mal no tiene remedio.

    Stop. He buscado en google la noticia, y me encuentro con esta noticia con fecha de hoy:

    http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idnoticia_PK=614998&idseccio_PK=1021

    Era de lógica. La anoréxia siempre es por algo, y las víctimas de abusos casi siempre sufren este trastorno alimienticio.

    Y me da muchísima pena siquiera que por un momento, hayais justificado los medios del padre y no los de la chica…

    Estaba en un punto límite. Eso es la anoréxia.

  4. Mònica

    Joder! Vaya mierda de mundo en el que vivimos.
    Vale he estado justificando lo injustificable. Ahora me siento fatal por este post.
    Pero con respecto a lo de “la familia no hablaba” y lo de que “no hayamos justificado los medios de la chica”, no es tan fácil.
    Está clarísimo que una víctima de abusos acabe, no sólo padeciendo anorexia sino cosas peores.
    Pero, a veces no hay motivos, puedes tener unos padres y una familia maravillosa y acabar siendo bulímica, anoréxica, depresiva, yonki… ¿por qué? no lo sé, pero pasa.

  5. Marta

    Mònica, hay motivos. SIEMPRE, por banales que puedan parecer…
    Y te lo digo con pleno conocimiento de causa. Porque una vícitma de abusos generalmente calla hasta que no puede mas.

    Otra cosa, cielo, es que te escuchen y no se la quiten de encima con un “cuidate, suerte, que te mejores…” o lo peor de todo “eres una plasta que siempre esta deprimida, con problemas, eres negativa, eres una desgracia para la familia…” y lindezas asi.

    Si no hay motivos, no pasa.

    Bien por las amigas que corroboraron la version de la víctima. Y por ella sobre todo, hay que ser muy valiente, y tragarse el orgullo destrozado para poder hablar de esto.

    Entiendo lo que habrá sufrido, y encima, habiendo gente que comprendia los métodos del padre…

    Asi es esto, Mònica.

  6. Marta

    Pues mira que te he dicho varias veces que te escucho…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s